Header Ads

Psycho Soldier team | KOF 97

Integrantes:
Athena Asamiya | Sie Kensou | Chin Gentsai


Kensou: Vaya, hay un montón de ellas esta vez.
Para ellos dos hasta ahora, el correo era algo que solo llega una vez en mucho tiempo, pero recientemente las cosas han cambiado. Siempre que Chin regresaba de la ciudad en esos días, volvía con montañas de cartas.
Athena: Desde que aparecimos en KOF del año pasado, hemos estado recibiendo un montón de cartas.
Kensou: Por supuesto, eso es porque mostramos al mundo nuestros actos heroicos en la televisión.
Chin: Pero no hay cartas para ti en este lote, hijo.
Kensou: Eso no es cierto maestro, tengo muchas aquí mismo.
Chin: ¿Así que estás feliz de conseguir cartas de odio y sobres con hojas de afeitar de admiradores masculinos retorcidos de Athena?
Kensou: Pero…
Kensou se llena de vergüenza.
Kensou: ¿Entonces por qué el maestro recibe cartas de fanáticos mientras que yo solo recibo cartas de chicos que me dicen que se mantenga alejado de Athena? Murmullo, murmullo…
Chin: Aquí vamos de nuevo con los murmullos. Supongo que será mejor darle un poco de espacio.
En ese momento, Athena encuentra una carta para Kensou.
Athena: ¿Qué es esto? Hey Kensou, parece que recibiste una carta de una admiradora.
Kensou: ¡¿Dices que es de una admiradora?! ¡Woo-hoo! ¡Bien! ¡Tengo una carta de una chica! ¡Una carta!
Kensou toma la carta de Athena y cuando observa el contenido su expresión cambia por completo y en el rostro se le ve una gran sonrisa.
Chin: Pero ustedes no están participando en KOF para convertirse en un par de celebridades…
Kensou: Lo sabemos, maestro.
Athena: Eso es correcto, maestro.
Chin: Bueno, entonces siempre y cuando ustedes lo sepan está bien.
Chin queda perturbado por lo que ve. Los dos han entrenado a fondo desde el final del torneo del año pasado por supuesto, y en todo caso, han trabajado más que antes, así que no hay problema, pero la juventud de estos dos hace que se preocupe. Si mantienen esto, Chin está preocupado de que algún día no lleguen a valorar nada de su vocación.
Kensou: ¿Qué hay de este año? ¿Qué pasa con The King Of Fighters?
Chin: Estoy contemplando eso ahora, pero creo que este año debemos quedarnos fuera.
Athena: ¿Por qué?
Chin: La última vez ustedes dos estaban hambrientos por participar y yo participé en favor de su entrenamiento. Eso sí, yo estuve satisfecho con sus actuaciones, ambos lo hicieron muy bien. Su entrenamiento ha demostrado ser más eficaz de que lo que hubiera soñado. No podría alabarlos lo suficiente.
Kensou: Entonces deberíamos hacerlo de nuevo este año y ver cuánto más hemos mejorado, ¿no lo cree?
Chin: Pero el evento del año pasado fue tan grande y todo el mundo hizo ruido alrededor de ustedes.
Athena: Esta montaña de cartas es sin duda la evidencia de que tenemos todos los requisitos para tener entrevistas en revistas y televisión, y vaya que sin son demasiadas.
Chin: Quiero que ustedes dos entrenen a su propio ritmo en un entorno tranquilo, lejos de los estímulos del mundo exterior. Si lo he dicho antes lo volveré a decir un millón de veces más de ser necesario: su poder debe ser usado cuando el momento de salvar personajes llegue, así que tengo mis dudas de que ustedes dos se conviertan en superestrellas.
Kensou: Sí, tiene un punto. Bueno, si eso es lo que siente maestro, no hay razón para entrar en el torneo.
Athena: Tienes razón. Entrenar es lo más importante para nosotros.
Chin: Así que ustedes me entienden…
Los discípulos han pasado las pruebas. Chin se da cuenta de KOF es una de las cosas que Athena y Kensou, que pasan todo su tiempo entrenando en aquel antiguo templo, esperan cada año. A Chin duele oír la falta de entusiasmo en sus respuestas.

De noche. Después de haber terminado sus días de entrenamiento todo el mundo necesita un poco de tiempo libre. Chin sale a dar un paseo mientras que los otros dos aprovechan el día para terminar de revisar la correspondencia. La mirada de Athena cae sobre una carta en particular. Es una carta de una chica de su misma edad. Athena lee la carta. Claramente afectada, se la muestra a Kensou.
Kensou: Wow, hay fanáticos de este tipo también, supongo.
Athena: Tengo que hablar con el maestro acerca de esto.
Athena retira la carta de las manos de Kensou y se acerca a Chin, que acaba de regresar de su paseo.
Kensou: Ah, Athena, espera…
Athena: Maestro, ¿puedo hablar un momento con usted?
Chin: ¿Cuál es el problema, Athena? ¿Por qué estás tan seria?
Athena: He pensado las cosas y creo que deberíamos entrar a The King Of Fighters de este año.
Habiendo dicho esto, ella le entrega la carta a Chin.

Querida Athena. Te vi pelear en The King Of Fighters el año pasado y me convertí en una gran fanática tuya. Como resultado de una terrible enfermedad, me he vuelto incapaz de caminar, y después de que me fui del hospital, he tenido mucho miedo de salir de mi casa y dejé de ir a la escuela. Pero un día, unos meses más tarde, encendí el televisor y vi la figura de una chica de mi edad peleando contra oponentes temibles.
Algunos días más tarde supe que esa chica eras tú Athena, y no importaba cuántas veces te derribaran tu siempre te levantabas. Cuando vi que no perdías los ánimos me di cuenta del bebé en que me había convertido y me comprometí a dejar de sentir lástima por mí. Entendí que debía trabajar duro y empecé a ir a la escuela otra vez. Desde mi recaída comencé a estudiar mucho y fui capaz de entrar en mi primera elección para preparatoria. Todo te lo debo a ti. Gracias, Athena. Por cierto, espero que entres en el torneo de este año también. Me gustaría estar en la multitud y animarte en persona. Te deseo lo mejor. Nunca te rindas.

Athena: Esta carta me hizo comprender que a través de nuestros esfuerzos estamos animando a la gente a hacer otras cosas ¿No es eso para lo que hemos estado entrenando, maestro? ¿No es esta una manera de salvar a la gente?
Kensou: Tú lo dijiste. Naturalmente no podemos salvar a la gente si nos quedamos por aquí y entrenamos, pero si podemos inspirar a la gente a ayudarse a sí mismos simplemente con entrar a KOF, seríamos unos tontos si nos quedamos aquí.
Kensou tenía un punto al momento de entrar a la habitación después de escuchar las palabras de Athena.
Chin: Hmm.
Athena: Creo que incluso si el entorno de nuestro entrenamiento cambia, no habrá problema si mantenemos un lugar tranquilo dentro de nuestros corazones.
Kensou: Sí, estoy con Athena.
Chin: OK, ahora ustedes están emocionados. Pero si ya tienen la idea en sus cabezas, entonces deben estar listos para ganar este año.
Athena: Así será, Maestro.
Chin: Es bueno seguir sus propias creencias, y soy un pobre profesor por impedir que su sigan con su autodescubrimiento. Usted dos parecen darse cuenta de lo que se debe hacer, así que no tengo nada más que decir.
Athena, Kensou: Gracias.
Kensou: OK, este año voy a trabajar duro para obtener montañas de cartas de los fanáticos.
Athena: ¡Kensou! ¿Qué estás diciendo? ¡Esa no es la razón por la que vamos a participar!
Chin: Yo sabía que estaba cometiendo un error…
Kensou: Ah, relájese maestro. Sólo estaba bromeando.
Chin: ¿Lo estabas?
Chin mira a Kensou dudosamente.
Kensou: Lo digo en serio, ¿¡verdad Athena!?
Athena: Hum, ¿cómo voy a saberlo?
Kensou: Vaya, ¿¡tú también, Athena!?

La risa hace eco a través del cielo rojo de la puesta del sol. Chin toma un momento para reflexionar en el calor del momento.
Chin: (supongo que no tengo que preocuparme por estos niños que tienen mentes maleables y susceptibles a los vicios que los rodean. Esos dos niños han crecido de manera prudente sin que yo me diera cuenta, así que supongo que será mejor caer en cuenta de ello. Es tiempo para ver lo mucho que han crecido en el último año. Sólo espero que no quedemos atrapados en un extraño incidente como la última vez. Ah, hombre, necesito beber.)





Más historias de KOF 97:





KOF UNIVERSE ES EL PRIMER SITIO EN OFRECER ESTE MATERIAL EN ESPAÑOL.
Si deseas utilizarlo, por favor coloca los créditos correspondientes en tu sitio web.

Todas las historias  han sido escritas y traducidas por Emiru en exclusiva para este blog.
KOF UNIVERSE. CREANDO, INNOVANDO.




Con tecnología de Blogger.