Header Ads

Kyo Kusanagi & Iori yagami | KOF 00

Kyo Kusanagi | Iori Yagami


Observando el sol.
Sin tratar de evitar esto, Iori no hace más que seguir mirando hacia el sol en el cielo.
Igual que siempre, no es capaz de encontrar el paradero de Kyo, pero sabe que se van a encontrar.
Buscando un presentimiento que le de seguridad, se ha vuelto más fuerte.
Justo antes de que se cubra los ojos, las nubes en el cielo ocultan el sol.
Cuando vuelve su mirada al suelo, señales de alarma se encienden por instinto en Iori.
“!...!”.
Un enemigo. No es Kyo. Sin embargo, ha tenido esta sensación antes.
¿Cuándo y dónde fue? Trata de elegir de su memoria el lugar donde percibió esta misma sensación.
Sus instintos se agudizan, lo que acelera aún más la velocidad de pensamiento.
Su temperatura se eleva y su cuerpo se prepara para el para el combate.
Aquello gradualmente se acerca, pero él se ha centrado en la decisión que debe tomar.
Un número de hombres entre la multitud pasa a su alrededor y no parpadea.
Siente otra sensación similar a corta distancia.
Al mismo tiempo, se convierte en un vago recuerdo claro para él.
“NESTS… un montón de lacayos…”.
Lo que es aún más interesante para Iori es que determina que la siguiente persona mantiene su distancia, mientras que otros hombres cerca de él no lo están siguiendo, sino a otro objetivo.
¿Qué están llevando a cabo? La respuesta se encuentra justo en frente de Iori.
Es una mujer.
Para Iori es solo otra chica, pero los perseguidores rodean a la mujer en el centro.
No sería ningún problema meterse en sus actividades, pero seguro que sería un espectáculo lamentable.
Los lacayos hacen su camino más allá de él. Iori es fácilmente capaz de sentir la tensión de sus enemigos.
Deja caer sus hombros.
Está justo encima de ellos.
Dándoles la espalda, Iori extiende su brazo a un hombre de la izquierda que estaba espaldas de manera similar.
Junto con un golpe seco, la sensación pasa a través de sus dedos y estimula directamente sus instintos.
“Vamos a tener un poco de diversión entonces”.
Iori dice esto con una expresión aún más helada que cualquiera que ha emitido antes.
Mirando sobre el hombro de su víctima, puede ver que los matones restantes están girando y se acercan a él.
Además de eso, la posición de la mirada que sentía previamente continúa centrándose en él.
Iori ignora la sensación de que está siendo observado junto con la multitud y corre hacia su presa, tomando al hombre que acaba de caer como un escudo. En cuestión de segundos se acerca a los demás hombres.
Uno de ellos ve que el espectáculo de sus amigos se cierne sobre él por un instante, seguido por el suelo muy por debajo de él, y los que estaban de pie mirándolo.
Se escucha el débil ruido del hombre que cae desde una altura a no menos de dos metros.
El espacio vacío comienza a crecer en el centro de la multitud alrededor de donde se escuchó el ruido.
A medida que los hombres restantes van tras la mujer, Iori intenta frenéticamente perseguirlos.
Antes de que puedan alistarse para el ataque, se escucha un ruido similar.
Sólo uno más para terminar.
Iori hace una línea recta hacia la mujer.
Ella está desconcertada por la situación a su alrededor. Cuando vuelve a estudiar la situación, Iori aparece en su campo de visión.
El hombre que está claramente fuera de control se dirige a su camino, directamente a ella.
Como una serpiente cautivada por una rana, su cuerpo no se mueve.
“Te están siguiendo”.
Las palabras de Iori llegan como una completa sorpresa a la mujer.
Obervando a Iori que está fijando su atención detrás de él, la mujer confirma por primera vez el hecho de que alguien estaba tras de ella.
Las dos partes siguen mirádose la una a la otra con ella entre Iori y sus perseguidores.
Iori no puede dejar de notar las sonrisas que momentáneamente aparecen en los rostros de los hombres.
En la dirección en que los hombres estaban mirado y sonriendo, él toma la otra figura que había estado centrándose en él.
“Así que aquí estabas”.
Las palabras y acciones de Iori se producen simultáneamente.
La mujer no es consciente de lo que está ocurriendo, pues estaba confundida por las repentinas acciones de Iori, pero en el momento en que se levantó del suelo estaba segura de que escuchó el sonido de un disparo.
“Fuera de aquí si no quieres morir”.
Sus palabras no eran ni una amenaza ni una orden, eran solo algo Iori pronunció le dijo con indiferencia.
Detrás de ella se podían ver a las figuras de los hombres que se quebrantaban y poco a poco se alejaban.
La mujer se da cuenta de que el arma de fuego no fue sólo su imaginación.
Ella dirige su mirada ninguna parte lugar en particular. Iori salta y sigue la dirección del disparo para legar hasta el atacante.
A lo lejos en la distancia, ve a un hombre con un rifle.
Iori coincide con su línea de visión y se lanza al alcance del tirador.
Enfrenta su cuerpo contra el arma y da un paso hacia adelante. Si estaba confirmando los movimientos de Iori o no, el hombre baja su arma y sale corriendo.
“Disculpa”.
Iori mira hacia atrás en dirección de la voz. La mujer ha esperado a Iori, pues nunca pensó en escapar.
“Gracias, parece que me salvaste la vida”.
“No fue mi intención hacerlo”.
La mujer continúa imperturbable ante la respuesta de Iori.
“Eres es muy fuerte, ¿verdad? Te pareces a alguien que conozco”.
“¿Me asemejo a alguien? ¿Yo?”.
Iori se siente atraído por lo que ella dice. La mujer no es consciente del cambio en los latidos del corazón de Iori.
“No lo he visto en bastante tiempo, aunque…”.
¿Por qué NESTS quería algo con esta mujer? ¿Por qué ella viene a mí? Los puntos simplemente no coinciden. Debe ser ella, es su chica.
“¿Crees que pueda encontrarme con esa persona?”.
“¿Perdón?”.
Iori da la espalda a la chica desconcertada y empieza a retirarse.
“Creo que se puede arreglar”.
Sus pies se detienen. La mujer le responde desde atrás.
“Él siempre cumple su promesa. Te lo garantizo”.
La mujer es incapaz de ver la expresión en el rostro de Iori.
Sin responder a las palabras de la mujer, Iori se desvanece en la multitud.

Observando el sol.
A pesar de un incidente de este tipo, nada ha sido inusual.
Tal vez fue porque ella reconoció el “olor” del hombre que la salvó y él también se familiarizó con ella.
Yuki mira hacia el sol en el que aparece la mano enguantada de Kyo, es un espectáculo que ha olvidado temporalmente.
Ha sido un largo tiempo desde que lo vio.
Kyo, que la dejó como de costumbre aquel fatídico día, todavía no ha llegado a casa.
La única cosa que ha vuelto a Yuki es el guante de Kyo que lleva con ella.
Ella no cree que está muerto. La confianza se hace más fuerte cada día.
Junto con los eventos de ese día, su creencia se convierte en algo parecido a la certeza.
Se desvanece la cubierta de nubes y el sol brilla a través de ellas.
Yuki pone el guante en su bolso y mira hacia el cielo por un tiempo. El pecado brilla intensamente.
“Estoy esperándote, Kyo”.
Yuki comienza a alejarse mientras el sol continúa brillando sobre ella.

Observando el sol.
Kyo llega a ese lugar como si fuera atraído por alguna fuerza.
La batalla contra Orochi terminó, ese iba a ser el lugar en el que todo llegaría a su fin.
Pero todo lo ha originado una vez más este lugar.
Este guante que se supone había perdido era la razón por la que se encontraron por primera vez.
Este guante desgarrado.
La luz del sol muestra todos los rasguños y lágrimas que decoran su guante.
Cada uno de esos rasguños y lágrimas parecen ser ahora parte de su propio ser.
Él no ha regresado de ese día. Hasta que arregle las cosas con NESTS no puede volver atrás.
Kyo ha llegado a esa decisión firmemente.
Saca un sobre de su bolsillo. Es una invitación a KOF. De donde provenía, no lo sabe.
Éstá seguro de que allí puede encontrar las respuestas que busca a un gran número de preguntas. Al menos hay algo de valor en participar.
Pronto todo será resuelto y entonces será capaz de volver a casa.
Al parecer, poco a poco comienza a iluminarse con una mirada diferente a la luz del sol.
A través de las aperturas en las nubes, brillan los rayos de la luna. Sin darse cuenta, el sol ya se ha ocultado.
Mientras mira sobre ella, se separan las nubes y el cielo se despeja. Una media luna aparece en el cielo.
Emite un resplandor tan fuerte que desproporciona el espacio que ocupa el cielo que ilumina Kyo.
La imagen del hombre cuya parte posterior se adorna con una media luna, aparece en el ojo de la mente de Kyo.
“No va a ser largo”.
Dando la espalda a la luz del sol, Kyo comienza lentamente a alejarse.
No se necesita mucho tiempo para que se funda en la oscuridad donde los rayos de la luna no llegan.
Los rayos de la luna siguen llegando hacia abajo en el espacio donde Kyo estaba de pie, como si exigieran su regreso.






Más historias de KOF 00:

Hero team  |  Benimaru team  |  Fatal Fury team  |  Art Of Fighting team  |  Ikari team   
  
Psycho Soldier team  |  WomenFighters team  |  Korea team



KOF UNIVERSE ES EL PRIMER SITIO EN OFRECER ESTE MATERIAL EN ESPAÑOL.
Si deseas utilizarlo, por favor coloca los créditos correspondientes en tu sitio web.

Todas las historias  han sido escritas y traducidas por Emiru en exlcusiva para este blog.
KOF UNIVERSE. CREANDO, INNOVANDO.



Con tecnología de Blogger.