Related Posts Display

K' | KOF MI2

Una llama carmesí resplandece en la oscuridad casi completa. A continuación, se escucha una carga de disparos en su dirección, pero ya es tarde.
Los asesinos armados caen al instante, entre gritos ahogados, mientras sucumben al rápido y sigiloso K’.
“Malditos vagos”.
Episodios como este se han convertido en pura rutina sin emoción para K’. Las habilidades de combate de K’, creado por NESTS para ser el humano más valiente, son imparables para el hombre normal.
K’ vuelve y ve un gigante de cuerpo de acero ocupándose de los asesinos.
“¿Quiénes son estos payasos?”.
K’ pregunta malhumorado dándole un puntapié a uno de los cuerpos inmóviles, pero no recibe respuesta. El asesino, inconsciente, con sus gafas de visión nocturna, ya se dispone a abrazar a la muerte.
“Dementes”.
Maxima no puede evitar reírse oyendo a K’ enfadado,
“¿Por qué la tomas con ese desgraciado, K’? Si querías interrogarles, deberías tomártelo con más calma. En cualquier caso, parece que hay otro sindicato tras nuestra tecnología de NESTS”.
Maxima se sienta en un montón de barras oxidadas, comprueba la munición de sus armas y realiza algunas reparaciones. K’ vigila el interior de la fábrica, de nuevo en paz y abandonada, se asegura de que no queden enemigos y se aproxima a Maxima.
“¿Qué ocurre?”.
“¿Eh? ¿Qué quieres decir con qué ocurre?”.
“No me vengas con eso. A ti te pasa algo, no me digas que no”.
Cuando K’ lo dice, la sonrisa tranquilizadora de Maxima desaparece.
“Si estuvieras bien, habrías acabado fácilmente con esos. Pero hoy parecías un viejo en acción. Así que dilo, confiesa”.
El motivo que ha impulsado al independiente de K’ a quedarse con Maxima todo este tiempo, no es perpetuar su alianza para destruir NESTS, sino que cree que es el único tipo capaz de cubrirle las espaldas. Es normal, que notara que los movimientos de su “compañero” dejaban mucho que desear.
Maxima, que contemplaba atento a K’, se vuelve y se ríe de sí mismo con desaprobación.
“No se fingir, ¿verdad?”.
“O sea que sí te ocurre algo”.
“Últimamente, no me encuentro en mi mejor momento”.
“Cuéntame, risitas”, le anima K’ mientras arquea las cejar con impaciencia.
“Eres un ciborg, ¿verdad?”.
“Ciborg, humano, cuando la cosa se fastidia, se fastidia”.
Maxima se ríe sin ganas llevándose la mano al pecho.
“Al parecer, mi reactor no va demasiado bien”.
“Explícate”.
El reactor, motor del 80 % de su cuerpo mecanizado, es un reactor nuclear miniaturizado llamado “Reactor Maxima”. O en términos más familiares, el corazón de Maxima.
Si funciona por encima de sus posibilidades, la situación no se limita a una mera avería de una pierna blindada. Señalándose la cabeza, Maxima continua:
“En mi cabeza hay un artilugio, un programa de auto diagnosis que comprueba los mecanismos de mi cuerpo. Según, el programa ha ocurrido una avería del todo inesperada. Detectarla pronto es muy positivo, pero ni yo sé qué significa todo esto”.
“¿Cómo puedes solucionarlo?”.
“Si se tratara de otra cosa, podría arreglarlo, pero se trata de mi corazón. Es totalmente distinto. ¿Conoces algún médico que se haya operado el corazón?”.
“¿Y si lo intenta Wip?”.
“¿Whip?”.
K’ asiente, pero Maxima suspira con un gesto de negación.
“Eso… no funcionaría”.
“¿Por qué no?”.
“No es fácil. No se trata de reparar un radio que se haya estropeado. Hay que detectar exactamente dónde está el fallo y arréglame mientras permanezco desactivado. Y para ello, hacen falta instalaciones adecuadas y un auténtico profesional”.
“¿Un profesional, dices?”.
Bueno, entonces eso facilita las cosas, ¿no te parece?”.
K’ apoyado en una pared sucia, extiende los brazos y se acerca a su compañero.
“Solo hay que conseguir que el creador lo arregle”.
“¿El profesor Makishima?”.
“Sí, alguien tiene que hacerlo, él es el adecuado, ¿no crees?”.
“Supongo que el Dr. Kimishima es el único que puede hacerlo, para ser más exactos”.
“Entonces basta de hablar. Hay que ir por él”.
“Es cierto pero, ¿tienes idea de conde buscarlo?”.
“¿Cómo voy a saberlo? Si no quieres morir, piensa. ¿Para qué tanto cerebro si luego no lo usas?”.
“No te quedes callado. Dime lo que piensas, ¡anda!”.
La intrépida sonrisa de Maxima se dibuja, se rasca la cabeza y se levanta listo para la acción. K’ mete las manos en los bolsillos y se aleja murmurando con los hombros encogidos.
“Tener que abandonarte entre chatarra sería una tragedia”.
“¿Me estás hablando, K’?”.
“No, no es nada”.




Más personajes de KOF MI2:











KOF Universe es el primer sitio en ofrecer este material traducido correctamente al español.
Edición, traducción, diseño y redacción por EMIRU para uso exclusivo de KOF Universe.
Si deseas utilizar este material en tus redes sociales o sitio web, coloca los créditos correspondientes.
KOF Universe. Creando, compartiendo.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.